A propósito de navegadores

Yo usé Firefox todo lo que pude hasta que se volvió insoportáblemente lento. Desde entonces mi navegador de escritorio ha sido Google Chrome. El mismo que está teniendo ya sus problemas.

Desde ayer estoy usando Google Chrome en dispositivos móviles, también. Todavía no como navegador principal sino como eventual complemento de Safari; cuando quiero aprovechar la función de sincronizar pestañas.

No lo había hecho antes porque no había logrado superar mi reticencia loguearme y poner en manos de Google todo mi historial de navegación, marcadores, etc.

Espero no arrepentirme en el futuro.